domingo, 25 de octubre de 2015

ORGULLOSA DE MI SOBRINA, ORGULLOSA DE AMAR LA LECTURA

Hola a tod@s, hoy os traigo una entrada muy especial. Se trata de un artículo escrito por mi sobrina Miriam Sierra González y con el que ganó, el pasado curso de 2º de la ESO, un premio en su instituto y otro mayor a nivel local en el municipio de Leganés donde vive. Todos los que amamos la lectura y comprendemos lo importante que es para el desarrollo de nuestra sociedad y de nuestra identidad cultural, no podemos dejar de leer este acertado artículo sin estar más de acuerdo. Mi sobrina es una de esa minoría joven que aprecia leer y lo hace con frecuencia, y eso, en estos tiempos que corren, sólo puede llenarme de orgullo. Por favor, leed su artículo, merece la pena...


UN FUTURO EN EL QUE PRESUMIR DE ESPAÑA SEA COMÚN


    Por culpa de una desgracia cuyo nombre puede ser 35%, a los españoles se nos puede tachar de incultos. Nuestro querido amigo 35% incluye a todos los españoles que no son especialmente fans de abrir un libro por interés propio. Pero bien, eso no quiere decir que nadie perteneciente a ese 35% no abra nunca un libro (aunque sí que los hay, desgraciadamente, esas personas a las que no les gusta leer, o que ven un libro de más de 150 páginas sin ilustraciones y con la letra demasiado pequeña para su gusto y se ponen enfermos, literalmente). Por otra parte habrá quien diga: “Por lo menos, con un 65%, hay más gente que suele leer libros por su cuenta”. Todo aquel que diga eso sin informarse bien, se equivoca. La mayoría de ese 65% solo lee una vez al trimestre, lo que equivaldría a unos 4 libros anuales a excepción de que leyese algún que otro libro trimestral más. Dejando atrás esa gran mayoría poco lectora, está mi 29’3%, del que me siento orgullosa de pertenecer, los que leemos de forma más frecuente, según encuestas recientes. En ese 29’3% están incluidos los amantes de la literatura, que aseguran que en cuanto tienen un momento de tranquilidad en casa, lo prefieren pasar volcándose en el mundo que nos aporta un buen libro. Al contrario, un 46% de las personas que leen poco aseguran que es porque “no les gusta o no les interesa leer” mientras que el resto (la mayoría posiblemente falto de excusas o que prefieren negarse a aceptar la posible realidad de la situación), aseguran que es por “falta de tiempo”. Contando a todos los diversos grupos de lectores, leemos una media de 8’6 libros al año, en mi opinión, una cantidad avergonzante en comparación con los 47 libros anuales de la población finlandesa.

    Por lo que a mí respecta, tengo que decir que si las personas adultas dicen que los jóvenes de hoy son el futuro y que hay que promover entre ellos la cultura, lo primero que habría que hacer es darles ejemplo, porque hoy día, ser uno de los países con la media más baja de lectores en Europa no beneficia en nada al futuro de España. ¿Acaso queremos un futuro en el que nuestros gobernantes no sepan expresarse correctamente de forma oral y escrita? Aunque lo dicho anteriormente desgraciadamente no sea nada nuevo en lo que respecta a nuestra política, es algo que urge mejorar si de una forma u otra queremos librarnos de que nos juzguen de incultos, o incluso que nos menosprecien solo por cómo son nuestros gobernantes. Ahí es donde entra la literatura. La literatura enriquece nuestro vocabulario y nos ayuda a expresarnos de forma más correcta cuando es necesario. Es algo esencial tanto en el aprendizaje como para pasar un rato entretenido en cuanto se nos  presente la ocasión.

     A muchos adolescentes les gustan libros de fantasía, ciencia ficción o romance, además aseguran que mientras leen se sumergen en el mundo que nos aporta el libro; mientras tanto, otros adolescentes opuestos a los anteriores, prefieren no tocar ningún libro, y se quedan inmersos en el mundo de las nuevas tecnologías y las redes sociales, donde descuidan su vocabulario con expresiones en las que cambian la letra “q” por la “k” o suprimen la letra “h”, acortan palabras, suprimen vocales, etc… Y claro, después, a la hora de presentar cualquier trabajo o redacción para clase, o incluso al hacer un examen, lo que más predomina son las faltas ortográficas anteriores (tengo que admitir que no pongo ningún ejemplo de alguna de esas faltas de ortografía porque no quiero que ni mis ojos ni los del lector de este texto sean dañados con las brutales puñaladas al diccionario español).
    Y vuelvo a los porcentajes (horribles o benditos, el adjetivo que se prefiera dependiendo del grupo al que se pertenezca, claramente). Sueño con un futuro en el que el 29’3% aumente, y por descarte, que el resto de porcentajes descienda. Que sea aún más común pasear por la calle y encontrar a los jóvenes comentando sus libros favoritos, en vez de sumergirse en sus smartphones. Que si llueve, la gente no se deprima por no poder salir a la calle, hay días de sobra para salir, un día así puede convertirse en un buen día gracias a la compañía de un buen libro. En que algún día, nunca más se nos tache de incultos, y que nuestros líderes se hagan respetar y adorar, no que la gente se mofe de ellos por las promesas que nos hacen, que se acaban quedando atrapadas por los tentáculos del olvido. Un futuro en el que España deje de creerse superior debido a los logros deportivos, y se crea superior por una gran salida de la crisis, presidentes que cumplan sus promesas, o por la cantidad de jóvenes españoles que triunfan gracias a la cura a alguna enfermedad. Que no nos avergoncemos de decir que somos españoles. Hasta que ese día llegue, seguiré soñando con un futuro mucho mejor.
   

20 comentarios:

  1. Hola^^
    Me ha gustado mucho el texto, dale la enhorabuena a tu sobrina porque escribe muy bien.
    un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! Mil gracias, se lo diré de tu parte. Besos

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho comprobar cómo tu sobrina domina el lenguaje narrativo y aporta aspectos muy cualitativos de un contenido lleno de sensatez. Y lo digo de corazón, me ha encantado el texto que denota una notable inteligencia por parte de su autora. Merecidísimo premio
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, simpática! Mil gracias por leer el artículo de mi sobrina y por tus positivos comentarios. Un beso

      Eliminar
  3. ¡Qué madurez! ¡Qué coherencia! Se nota que lee. Estoy muy de acuerdo con ella, todos los que escribimos en blogs, los que nos conocemos, los que hablamos con frecuencia somos "esos chicos raros que leen mucho" Somos ese 29%, pocos pero tenaces porque no aceptamos excusas, ni días de sol, ni lluvia ni una muy especial y recurente, la falta de tiempo. Te cuento como lo hago yo y verás como todos os identificáis.
    - En vez de estar dando vueltas por Internet sin rumbo, leo. internet es para consultar y obtener información.
    - En vez de estar con las teclitas del smartphone, leo. El smartphone sirve para comunicarse.
    - En vez de ver "cualquier cosa" en la tele, leo. La tele la uso solo para lo que quiero ver y no para perder el tiempo tragándome lo que haya.
    - En una terraza al sol con una bebida fresca, leo.
    -Un día de lluvia bajo una manta, leo.

    Me preguntaron el otro día qué era esencial para mí en la vida. Respondí: la literatura, la música y querer a alguien. Mi tiempo libre es todo para mis amigos: los de carne y hueso y los de papel :)

    Un beso, Begoña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, simpático! Tus palabras no pueden ser más sabias y acertadas, me es imposible darte más la razón a la hora de gestionar el tiempo para leer sin excusas absurdas, ni nada semejante. Trabajo en una librería y estoy más que harta de escuchar a gente, comprando libros para terceros, que ellos ya no leen porque no pueden o no tienen tiempo, pero antes leían mucho. ¿Cuándo era ese antes? ¿cuándo andaban con la cartilla en el cole? ¿Cómo es posible que uno ya no pueda leer? ¿Se pierde la capacidad de unir letras por una rara enfermedad o se vuelve uno ciego y ni aprende braille? ¿Cómo no puede alguien tener tiempo para leer? Yo tengo un trabajo de turno partido, de lunes a sábado, tengo una familia con dos peques, y tengo tiempo todos los días, aunque sea mínimo, para leer y escribir un poco. ¿Por qué? Por pura necesidad, porque de lo contrario no me siento viva. Mi escaso tiempo libre carece de sentido si no es empleado en: los seres que quiero (de carne y papel, como bien dices), escribir (con mi fondo musical) y leer. Un beso fuerte, querido Yossi.

      Eliminar
  4. ¡Hola, Begoña! Escribe muy bien tu sobrina, a la mía creo que le he servido de ejemplo porque soy la única de la familia que lee bastante y ahora ella también lee muchísimo. Creo que tiene razón en lo de que hay que servir de ejemplo porque los niños suelen hacer lo que ven que hacen los mayores.
    Y sí, es vergonzoso el porcentaje de gente que lee en España y trata a los libros como si fueran la peste negra -.-" O luego están otros que tienen los libros de adorno.... Aiiiis, que me los den a mí que yo me los leía todos jajaja
    Un besazo, guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! Me alegro que tu sobrina siga tus pasos, menos mal que aunque pocos, los que leemos lo hacemos con frecuencia y con mucho gusto. Y yo tampoco tengo los libros de adorno, jajaja. Besos

      Eliminar
  5. Buenas! Pues está bastante bien redactado y las ideas las expresa con mucha claridad asique me alegro mucho ^^
    <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, simpática! Muchas gracias por tus palabras de apoyo. Besos

      Eliminar
  6. Hola guapa!
    Genial, me ha encantado! me gusta mucho de la forma en que lo ha redactado y sobre todo el tema, lo cierto es que la juventud prefiere las nuevas tecnologías antes que meterse de lleno en el mundo de la lectura. Besotes para las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! Sí, ya sabemos cuál es la triste realidad. Muchas gracias por tu apoyo. Besos

      Eliminar
  7. Felicidades a ti y a tu sobrina¡¡ qué orgullo ¿no?
    Cuanta razón, qué precisión y que bonita forma de expresarse... esta chica promete¡¡
    Un beso enorme y feliz semana¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapo! Mil gracias por tus palabras de apoyo. Besos

      Eliminar
  8. Hola!
    Tu sobrina escribe muy bien y tiene toda la razón del mundo, ojalá se le diera el mismo prestigio a los autores como se les da a los futbolistas, por ejemplo (no estoy en contra de que se les dé, simplemente debería estar más repartido), y tiene razón, los jóvenes cada vez estamos más viciados a internet y nos crea una gran dependencia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! Totalmente de acuerdo contigo. Mil gracias por tus palabras. Besos

      Eliminar
  9. Pues dale la enhorabuena a tu sobrina de mi parte, una mujer de 37 años que aunque no la conozca de nada ya la aprecia, por lo bien que se expresa, por lo bien que escribe, por tener esos valores y esa capacidad de reflexión. ¿A dónde va el país si sólo lee asiduamente un 29,3%?

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! Muchas gracias por tus palabras de aprecio. Como bien dices, ¿dónde va este país con tal índice de lectores habituales? Besos

      Eliminar
  10. Totalmente de acuerdo con el artículo, merecidísimo premio.
    También yo soy de esos que le gustaría que ese porcentaje aumentase, y que se diera más importancia a los libros que al deporte (la gran droga de este país). Por supuesto que no hay que avergonzarse de ser español, algo por desgracia tan de moda entre los jóvenes y no tan jóvenes.
    Felicidades a tu sobrina por tan certero análisis de la situación actual de los libros.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, simpático! Mil gracias por tus palabras de apoyo, como no podía ser menos tratándose de un tema como este. Un beso

      Eliminar

Post nuevo Post antiguo Home