GALATEA

viernes, 20 de noviembre de 2015


Ficha bibliográfica:

 Título: Galatea


Autor: Melisa Tuya


Editorial: Lapsus Calami

Precio: 14 €

 Sinopsis: ClaX, un modulo, un androide de última generación, es vinculado a una niña de 8 años, hija de un matrimonio de clase privilegiada (unidos por compatibilidad genética alta) del planeta Nueva Europa. La misión de ClaX es ser el compañero, cuidador y maestro de la niña durante los 12 años que durará el viaje a bordo de la nave Pegaso con destino a colonizar el planeta Galatea. La niña es sólo una de los casi 6000 pasajeros más, todos niños de la misma edad (exceptuando la tripulación), que parten sin sus familias, con la sola compañía de sus módulos y con el objetivo de llevar la vida al nuevo mundo del gobierno de la Comandancia llamado Galatea. Tras esos 12 años de viaje espacial, ClaX y la niña, ya mujer, han desarrollado un vínculo férreo extraordinario que les convertirá en almas inseparables, para desgracia de todo aquel que pretenda amenazar su unión y supervivencia...
 


En 1942, Isaac Asimov publica el relato Círculo vicioso, que posteriormente será incluido en su afamada antología Yo, robot. En este relato, Asimov expone por primera vez sus tres leyes de la robótica, unas normas que, no sólo regirán a la mayoría de los robots que aparecen en sus novelas y cuentos, sino a otros muchos creados por distintos autores de ciencia-ficción. Dichas leyes son:
1.     Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
2.     Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.
3.     Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.

Asimov tenía la creencia de que los robots inteligentes serían uno de los grandes logros del futuro y una gran ayuda para el avance de la raza humana. Él no sentía miedo ante el desarrollo tecnológico y sus posibles consecuencias negativas dentro de nuestra sociedad, no veía nada reprochable en que creáramos vida artificial y ejerciéramos de pequeños dioses. Por supuesto, su visión optimista contrasta con la otra que tantas buenas historias nos aporta, en la que los robots no ejercen como amigos-esclavos de los hombres, sino que se rebelan ante su creador, de una manera más o menos violenta.
Personalmente, encuentro las tres leyes aburridas para cualquier robot que se precie como ente inteligente y agradezco toda inteligencia artificial que rompa estos preceptos, aunque no me gustaría conocer a ninguna que lo hiciera. Pero si no fuera por mis queridas "maquinas humanas", dudo mucho que RD-D2 fuera un héroe, que Rick Deckard soñara con ovejas eléctricas, que Bender bebiera cerveza y que Terminator volviera una y otra vez. Y por supuesto, dudo mucho que ClaX, el maravilloso módulo robótico de Galatea  pudiera desear ser humano, conseguirlo y rechazarlo a la vez.

He de confesar que no decidí leer Galatea por su argumento, si bien suele ser este el motivo que más me incita a leer un libro u otro. Lo cierto es que aunque soy una gran aficionada a la ci-fi, no acostumbro a cultivar mucho en mis lecturas aquellas cuyo principal protagonista es un robot con pretensiones humanas, pues siempre tiendo a deprimirme perdida en las reflexiones filosóficas-éticas de este tipo de historias y en la desmoralizadora visión de la raza humana. No puedo negar que mi novela favorita de este tipo es ¿Sueñan los androides con ovejas mecánicas?, popularmente conocida como Blade Runner. Una historia cuyo final demoledor, años después de su lectura, aún trato de masticar y digerir. 
Mi admiración por esta novela me condujo hace unos años a leer la decepcionante Lágrimas en la lluvia de Rosa Montero, autora que revivió en su novela a los replicantes sin mucho atino por su parte y con una resolución de la trama policiaca al más puro estilo Scooby Doo. Así que tras aquel mal trago, desde luego los robots de Galatea no eran suficiente reclamo. Pero una lectora-escritora de mi género no podía dejar de leer una historia de ci-fi escrita por una mujer, española y encima novel. Sentía una enorme curiosidad hacia su lectura y una mayor ansiedad para que ésta no me defraudara, cosa que, desde luego, no pasó. Galatea es una lectura trepidante que reúne en sus páginas muchos de los más característicos elementos propios de la ci-fi más clásica, sin por ello carecer de frescura y elegancia. No sólo plantea varios debates esenciales en la ci-fi más pura, polémicas claves en bioética como la eugenesia, los límites de la inteligencia artificial, ¿en qué momento dejamos de seres humanos para creernos algo parecido a dioses inmortales?, ¿puede una máquina compleja adquirir sentimientos propios de los humanos?.. Además también es una historia con varios momentos de acción bien desarrollados.
No quiero hacer spoiler de esta novela, pero sorprende cómo la empatía, uno de los sentimientos más propios de un ser vivo coherente, de la que carece la humana protagonista, va a ser poco a poco cosechada por ClaX para culminar en su acto final, cierre perfecto a este gran drama humano.
A resaltar, igualmente, la prosa de Melisa Tuya, ágil y clara, que junto a lo narrado consigue una perfecta simbiosis.


Galatea es también una novela de personajes, fuertes e interesantes. Empezando por la protagonista que carece de nombre, la autora ha decidido no dárselo, y también carece de otros atributos que debería poseer por su naturaleza humana. Es un personaje cruel y antipático, porque tiene que serlo, de otra manera no podría llevar el peso de la historia, ni podría ser creíble toda la trama. De ClaX, el módulo robótico principal, vinculado a nuestra protagonista, no puedo añadir nada sin decir todo, así que lo mejor es que lo descubráis con la lectura. Pero hay muchos más personajes bien trazados que enriquecen la historia: Duncan, su hermana Lola, Cala, Eric Joupé... Toda una caterva de robots y humanos que nos incitan a reflexionar sobre la condición humana.

22 comentarios:

  1. ¡Me lo llevo apuntadísimo!

    ¡Qué buena pinta! Me han encantado las reglas que tienen los robots jajaja

    Gracias por la reseña ❤

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! Me alegra que te haya gustado la reseña, gracias por pasar por mis mundos. Besos

      Eliminar
  2. Y a mí ahora me pasa lo contrario y es por esa serie que llevé al blog, la sueca, todo el debate filosófico-ético-moral de los hubots mezclados con humanos me interesa, me pasaba como a ti antes, me daba cierta rabia esa visión casi demoledora de la raza humana. De Sueñan los hombres... poco que decir. Solo añado que... se está emitiendo The Man in The High Castle y parece que va a ser genial ;) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, majo! Entiendo perfectamente, mirando el mundo que nos rodea, la visión demoledora de nuestra raza humana, sólo que a veces me deprime tanto que huyo de ella, pensando que debe haber algo bueno. Y lo hay si tienes en cuenta algunas de nuestras sublimes creaciones en música, arte y literatura. Quizás una raza como la nuestra, con sus imperfecciones, sí sea capaz, algún día, de crear robots cuyos sentimientos evolucionen mejor que los nuestros. Tengo que ver la serie sueca y espero también "The Man in The High Castle". Besos

      Eliminar
  3. Hola :) La tengo muy pendiente la verdad. Conocí la novela hace poco gracias a Neimhaim y Aranzazu Serrano por twitter, ya que son compañeras periodistas del 20 minutos; y entonces descubrí que encima es paisana mía. Tengo que leerlo, la verdad que suena muy bien e interesante. Un besin^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapo! Sí, conozco la relación de Melisa con Aranzazu Serrano, ya que Melisa, como yo, vive en Getafe y suele frecuentar la librería donde trabajo. Precisamente hace unos días subió a su twitter unas fotos comprando mi novela. Seguro que disfrutas "Galatea". Besos

      Eliminar
  4. Hola guapa!
    No conocía el libro este, pero lo cierto es que no me importaría leerlo, pues por lo que cuentas pinta genial. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! Sí, te recomiendo su lectura, seguro que te gusta. Besos

      Eliminar
  5. Con tu reseña he quedado totalmente atrapado... no se cuando pero en cuanto lea todo lo acumulado y, por supuesto tu libro (que tiene que estar al llegar) le doy una merecida oportunidad¡¡ un besazo¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapo! Seguro que disfrutas mucho de su lectura. Y ¡qué ganas de que me leas! Espero que te llegue en estos días mi libro... Besos

      Eliminar
  6. ¡Holaa, guapa! No conocía el libro, y por lo que cuentas que tiene personajes fuertes e interesantes me apetece leerlo. Me lo apunto :D
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! Seguro que te gusta, ya me dirás... Besos

      Eliminar
    2. ¡Me ha llegado! ¡Me ha llegado! ¡Qué ilusión! jajaja
      En cuanto acabe los dos que tengo antes, me pongo con el tuyo :D
      Te voy comentando :)
      Un besazo, guapa.

      Eliminar
    3. ¡Bieen! ¡Qué ganas de que me leas ya y espero que te siga gustando toda mi historia! Mil besos y gracias por tu apoyo.

      Eliminar
  7. Hola! me llama mucho la atención el libro, creo que apenas pueda me lo llevaré para mis lados =P
    Saludos y gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Te lo recomiendo, es una buena historia. Besos

      Eliminar
  8. Pues no lo conocía pero sin duda ha llamado mi atención ^^ Gracias <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapa! Si le das una oportunidad, seguro que te gusta. Besos

      Eliminar
  9. Se ve bastante interesante, no me importaría leerlo.
    Con lo de la empatía y los sentimientos no sé por qué me ha recordado a la peli de Chappie, que en su día me sorprendió gratamente.
    Por cierto, me he tenido que reír con eso de... "con una resolución de la trama policiaca al más puro estilo Scooby Doo", jajaja, muy bueno.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapo! Seguro que disfrutas de su lectura. En cuanto a Scooby Doo, jajajaja, es un personaje al que adoro, pero al parecer muchos escritores de literatura policíaca para adultos también y le rinden homenajes encubiertos resolviendo los crímenes a su manera. Pero que funcione como dibujo animado no supone que sirva como recurso literario, jajajaja. Besos

      Eliminar
  10. Hola!!! no conocia este libro, pero tiene muy buena pinta y con tu opinion me has convencido del todo. Me lo apunto. Gracias por la reseña
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias a ti por visitar mis mundos. Seguro que disfrutarás si finalmente lees "Galatea". Besos

      Eliminar

Post nuevo Post antiguo Home