jueves, 7 de mayo de 2015

Muerte, el alto coste de la vida


Ficha bibliográfica: 
Título: Muerte, el alto coste de la vida
Autor: Neil Gaiman
Editorial: Ha sido publicado en diferentes editoriales, actualmente se encuentra en un recopilatorio de Sandman, publicado por ECC cómics.
Precio: 24.95 € (recopilatorio ECC cómics)




Hoy quiero inaugurar la sección de reseñas sobre cómic con uno muy especial para mí, bueno, en realidad confío en que todos los que ocupen esta sección lo sean, puesto que los cómics fueron mi primer acercamiento al mundo de la lectura. Soy lectora de cómics desde bien niña, lo que más leía cuando era pequeña eran tebeos. Claro que cuando yo iba al colegio tampoco había la oferta de libros con la que ahora contamos y pocos deparaban tantas emocionantes aventuras como un buen cómic de Spiderman, Superman u otros superhéroes o tantas carcajadas como Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape... Yo creo que aprendí a leer, a leer por mí misma eligiendo mis mundos narrados más allá de imposiciones de lecturas prescritas, a través de cómics. Es por ello que soy una gran amante del mundo del cómic en general y que no desprecio este tipo de narración gráfica a la hora de leer.
Como podéis imaginar, según fui creciendo las lecturas lo hicieron conmigo y sin dar la espalda a los héroes de mi infancia busqué nuevas historias diferentes. Fue así como primero di con los X-Men del guionista Chris Claremont y sus historias épicas cargadas de humanidad. Después, o casi al mismo tiempo, conocí a Alan Moore (sí, yo leí V de vendetta, muchos años antes de que la película hiciera famosas las máscaras de indignados). También descubrí la madurez de Batman gracias a Frank Miller. Y lo cruda que es la vida en las historias mundanas de Will Eisner. La verdad es que si tuviera que mencionaros todos los autores de cómics que me han emocionado o hecho reír con sus obras, necesitaría todo un blog. Y espero poder ir hablando de muchos de estos cómics en esta sección. Pero hoy he escogido uno de los que más me hicieron pensar en su momento, uno cuya protagonista está por encima del bien y del mal, puesto que es la misma Muerte.

Para los que no conozcáis a la Muerte de Neil Gaiman, el guionista creador de Muerte el alto coste de la vida, he de deciros que la concepción con la que Gaiman representa en sus cómics a este personaje nada tiene que ver con la estética tétrica del segador de vidas. La Muerte de Gaiman no es ningún esqueleto o calavera encapuchada con un manto y una guadaña amenazadora. La muerte de Gaiman es una adolescente de larga cabellera morena y cutis pálido, con vestimenta y maquillaje más propios de una rockera y lleva siempre colgado de su cuello una cruz egipcia ank (símbolo de la vida). A parte de su apariencia, acostumbra a sonreír y a hacer gala de un carácter dulce que a nadie puede aterrar. A mí, desde luego, como a tantos otros lectores, me cautivó nada más descubrirla.
Conocí a Muerte hace muchos años, cuando Neil Gaiman era sólo conocido por su gran arte como guionista de la serie Sandman y aún no escribía libros de terror o fantasía, ni guiones para el Doctor Who (¡qué grandes episodios le hemos disfrutado los whovians!). Las primeras series de Sandman son una maravilla donde Gaiman desplega como nadie un universo plagado de elementos mitológicos, fantásticos y terroríficos. El principal protagonista de estos cómics no es otro que Sandman, también conocido como Morfeo o el Señor de los Sueños. Morfeo es uno de los hermanos que forman la gran familia de los Eternos: Destino, Muerte, Sueño, Destrucción, Deseo, Desespero y Delirio. Todos y cada uno de estos poderosos seres y los reinos que rigen sobre los mortales, ya de por sí son de lo más atractivos. Pero es que además, Gaiman crea unas líneas argumentales maravillosas.
Pero pese a que Sandman era el hilo conductor de la serie, yo sentí predilección por Muerte desde el primer momento. Y no fui la única, de ahí que el personaje de Muerte pronto cobrara más protagonismo y gozará de sus propias historias. Una de ellas, y mi preferida, es la novela gráfica Muerte. El alto coste de la vida. En este cómic vemos cómo Muerte pasará un día como mortal entre la gente para experimentar cómo sentimos los humanos, algo que acostumbra a hacer cada cierto tiempo. En su paseo acompaña por las calles de un Nueva York actual a un jovencito llamado Sexton Furnival, un chico deprimido que desea suicidarse. Muerte, curiosamente, será la encargada de enseñar a Sexton muchas facetas de la vida, alegrías y sufrimientos, que éste desconoce al estar gobernado por un espíritu nihilista y una filosofía de ver inútil todo cuanto le rodea.
Este cómic, además de ser un alegato a la vida, a la necesidad de disfrutarla intensamente teniendo en cuenta su brevedad, es una nueva ventana a los mundos de fantasía oscura del genial Neil Gaiman, con personajes extravagantes como Hettie, la loca o el eremita (aparentes mortales de edad incalculable). Sujetos que se pasean entre los más normales humanos consiguiendo una historia peculiar y atractiva que a nadie puede dejar indiferente. Os lo aseguro, la Muerte a todos nos hace pensar.
  

11 comentarios:

  1. ¡Hola, Begoña!
    Yo no soy mucho de cómics pero mi hermano sí e igual le interesa.
    Gracias por la reseña.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ruth! Como siempre, gracias a ti por visitar mi blog. ¡Besos!

      Eliminar
  2. Pues la verdad es que no soy de comics, pero te deseo la mejor de las suertes con esta sección.

    No sabía que Gaiman hiciera comics también.


    Saludos. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias por pasarte por mi blog, yo ya me apunté también al tuyo. Lo mejor de Gaiman, su esencia creativa, está en los cómics, te lo digo con conocimiento, pues también leí varias de sus novelas. Besos

      Eliminar
  3. Holaa.
    Pues no soy de leer comics pero siempre he querido, solo no se me ha presentado la oportunidad. Espero me abras los ojos xD
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Katia! Yo soy de cómic de toda la vida, así que espero poder recomendarte alguno que te guste. Mil besos

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Hola! Gracias por pasarte por mis mundos, yo ya estoy por los tuyos, creo que tengo el honor de ser tu amiga 200. Besos

      Eliminar
    2. Hola! Gracias por pasarte por mis mundos, yo ya estoy por los tuyos, creo que tengo el honor de ser tu amiga 200. Besos

      Eliminar
  5. Yo también aprendí a leer con cómics y tebeos, por influencia de mis hermanos mayores. En especial recuerdo Dan Defensor, Thor o La Patrulla X (los actuales X-men) que la Marvel presentaba a través de la editorial Vértice con un formato distinto al de ahora. Los personajes de La Patrulla X de la época eran algo diferentes, pero igualmente mágicos.
    Reconozco que no conocía este cómic ni a Muerte, aunque como personaje me resulta enigmática. Me gusta que domines el análisis literario en sus diversas facetas.
    Encantada por lo que voy leyendo.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Me alegra saber que hemos coincidido en cuanto a experiencias lectoras. La Patrulla X es una maravilla en muchas de sus etapas, siempre que ha contado con buenos guionistas dando magia a sus personajes. Te recomiendo que conozcas algo de Muerte o el universo de los cómics de Gaiman, que son muy diferentes a las historias de superhéroes, pero igualmente adictivos. Besos

    ResponderEliminar

Post nuevo Post antiguo Home